ANDY WARHOL, UNA EXPLOSIÓN DE POP ART

TODOS HEMOS ESCUCHADO HABLAR DE ANDY WARHOL, EL MÁXIMO EXPONENTE DEL POP ART, PERO, ¿QUIÉN FUE REALMENTE? DESCUBRE DESDE SUS ORÍGENES HASTA SU CONSAGRACIÓN COMO ARTISTA, PASANDO POR SU FASCINACIÓN POR LAS IMÁGENES DE PRODUCTOS DE CONSUMO MASIVO A SU OBSESIÓN CON LOS DESASTRES Y EL FENÓMENO DE LA CELEBRIDAD.

A temprana edad, Andy fue diagnosticado con un raro trastorno neurológico conocido como la corea de Sydenham o Baile de San Vito, caracterizado por realizar movimientos involuntarios. Cuando el desorden lo obligaba a faltar a la escuela, el joven Andy encontró distracción y escape en los cómics y revistas de Hollywood que, sin saber, más tarde se convertirían en protagonistas de su trabajo artístico.

TALENTO NATO

Creció en una familia que gozaba de pocos lujos, pero siempre preocupada por la educación de sus hijos. Así que asistió a la escuela primaria Holmes School y tomó clases gratuitas de arte en el Carnegie Institute, antes de asistir a la Schenley High School en 1942. Consciente del talento de su hijo, Andrej ahorró dinero para pagar la universidad de Andy. Más tarde logró ingresar al Carnegie Institute of Technology (ahora Carnegie Mellon University), donde estudió de 1945 a 1949.

VIAJE AL ÉXITO

Después de graduarse de la escuela de arte con una licenciatura en Diseño pictórico, Warhol se trasladó a Nueva York para seguir una carrera como artista comercial. Este viaje no lo realizó solo, con él se fue su compañero de clases Philip Pearlstein, con quien creó un círculo de amigos muy unidos, que incluía a su amiga de la universidad Leila Davies Singeles y la bailarina Francesca Boas. Cabe mencionar que fue precisamente en este tiempo cuando el aún Warhola decidió eliminar la “a” final a su primer apellido, para nombrarse simplemente Andy Warhol.

ÉXITO INSTANTÁNEO

Una vez en Nueva York el éxito no tardó en llegar. Su primer trabajo fue ni más ni menos que para la prestigiosa revista Glamour, donde ilustró una historia llamada “Success is a Job in New York”. A partir de ese momento el trabajo no dejó de llegar a las manos de Andy, convirtiéndose en un ilustrador galardonado a lo largo de la década de los años 50. Algunos de sus clientes durante aquel periodo incluyeron a firmas como Tiffany & Co., I. Miller Shoes, Fleming -Joffe, Bonwit Teller, Columbia Records, Vogue, Harper’s Bazaar, NBC, entre otros.

ESTALLIDO POP

Corría ya el primer año de la década de los 60, momento en el que Warhol dirigía su atención al movimiento del arte pop, el cual tuvo sus inicios en la Gran Bretaña a mediados de los años cincuenta. Basándose en este emergente movimiento, donde los artistas usaban la vida cotidiana y los productos producidos en masa como inspiración, Warhol comenzó a crear sus primeras pinturas, basadas en cómics y anuncios. Un ejemplo perfecto de sus primeros trabajos inspirados en este movimiento es la Coca-Cola 1961, una pieza fundamental en su carrera, que además sirve como evidencia para mostrar que su transición de trabajos pintados a mano a serigrafías no ocurrió de repente. Muchos reconocemos el trabajo de Warhol por el que quizás fue su estilo más notable: la serigrafía. Una técnica que comenzó a realizar en 1962. Entre las primeras obras fotográficas en serigrafía de Warhol se encuentra una larga serie de retratos de celebridades, en las que aparecen personajes como: Marilyn Monroe, Elvis Presley y Elizabeth Taylor. 1962 fue un año importante para Andy, pues también creó la serie de las Latas de Sopa Campbell´s y además expuso en solitario su primera muestra de arte pop en la Ferus Gallery de Los Ángeles. Cuando se le cuestionó por el impulso de pintar la lata de sopa Campbell’s, Warhol respondió: “Yo no quería pintar nada, buscaba algo que era la esencia de nada, y eso era todo”. Es así como las humildes latas de sopa pronto tomarían su lugar entre las Marilyn Monroes, signos de dólar, desastres y botellas de Coca Cola como obras esenciales y ejemplares del arte contemporáneo. Durante la década de los años 60 continuó realizando diferentes trabajos, como su serie de pinturas “Death and Disaster”, donde utilizó imágenes de revistas y periódicos, así como fotografías de suicidios, accidentes automovilísticos y otros acontecimientos lamentables. Entre 1963 y 1968 Warhol produjo una serie de películas, comenzando con su primer largometraje “Sleep”, cinco horas y veintiún minutos donde aparece el poeta John Giorno dormido. Le siguieron diversas películas, entre las que destacan Empire State Building in New York City y The Chelsea Girls. En total, Warhol haría casi 600 películas y 2500 videos, entre los que se encuentran 500 películas de 4 minutos. Para 1964 Warhol trasladó su estudio a un gran loft, ubicado en el centro de Manhattan. El colaborador, Billy Name, decoró el espacio con papel de aluminio, y se le conoció como Silver Factory. Fue un centro creativo para las fiestas y la experimentación, desde el consumo de drogas a la música y el arte. Su popularidad creció rápidamente y atrajo a una diversa e inclusiva multitud de artistas, amigos y celebridades. De hecho una de ellas, de nombre Valerie Solanas, le disparó y lo hirió gravemente en 1968. Warhol se estableció como un artista internacionalmente famoso y durante los años 70 y los años 80 exhibió su trabajo alrededor del mundo. El 22 de febrero de 1987, Warhol murió inesperadamente en un hospital de Nueva York tras una operación de vesícula biliar.

 

ANDY WARHOL. ESTRELLA OSCURA

La exposición Andy Warhol. Estrella oscura se lleva a cabo en el Museo Jumex (Miguel de Cervantes Saavedra 303, Amp. Granada, Ciudad de México) desde el pasado 2 de junio y hasta el 27 de noviembre, donde se revisa a detalle la primera década de la producción artística de Warhol, pasando de su fascinación por las imágenes de productos de consumo masivo a su obsesión con los desastres y el fenómeno de la celebridad. A lo largo de cuatro pisos en los que se incluye el sótano del museo y una terraza se pueden apreciar más de cien obras en pintura, serigrafía, filmes, instalación, escultura, fotografía y material de archivo. De principio a fin, Andy Warhol. Estrella oscura logra transmitir una idea acerca de la imaginativa y la personalidad del artista estadounidense, de manera que el público tiene la oportunidad de reflexionar y profundizar en la obra de Andy Warhol y las temáticas que presenta la exposición. La curaduría corrió a cargo de Douglas Fogle, quien es curador y escritor independiente. Fogle subraya con especial énfasis las promesas utópicas, pero también el lado oscuro de la cultura mediática y de consumo de la posguerra, contexto histórico en el que Andy Warhol realizó sus primeros trabajos. Fogle explica que desde la década de los sesenta, Warhol fue de los primeros artistas pop en observar “el vínculo entre el estrellato y los oscuros impulsos caníbales de la incipiente cultura mediática”. En el fondo de las repeticiones en serie de los productos y los personajes utilizados por Warhol, “hay un reconocimiento de una cultura en la que la adoración se traduce en una especie de consumo. Devoramos y descartamos a los íconos que amamos a través de un ambiente mediático”. Eugenio López Alonso, presidente de la Fundación Jumex, expresa: “Al organizar esta exposición nos planteamos dos metas: mostrar por primera vez en México un cuerpo de obra significativo de la primera etapa de Warhol e invitar a los visitantes a reflexionar sobre la capacidad que tiene el arte para estimularnos a observar críticamente una obra y nuestro entorno”. Por su parte, Julieta González, directora artística del Museo Jumex, comenta: “En una época en que los principios mismos que sostienen la democracia en los Estados Unidos parecen estar bajo amenaza a raíz de los resultados de sus últimas elecciones presidenciales, la temática que subyace a la exposición Andy Warhol. Estrella oscura resulta extraordinariamente oportuna”. Para poder concretar esta exposición se realizó una labor titánica por parte del Museo Jumex en conjunto con el curador invitado Douglas Fogle. Además, el apoyo de diversas instituciones y colecciones privadas para los préstamos de obra ha sido esencial para esta exposición que incluye obras provenientes del Andy Warhol Museum de Pittsburgh, Albright-Knox Art Gallery, The Art Institute of Chicago, The Broad Art Foundation, Cy Twombly Foundation, Des Moines Art Center, The Eli and Edythe L. Broad Collection, Herbert F. Johnson Museum of Art, Hirshhorn Museum and Sculpture Garden, Los Angeles County Museum of Art, Moderna Museet, Museum of Contemporary Art of San Diego, San Francisco Museum of Modern Art, The Solomon R. Guggenheim Museum, Stedelijk Museum, Walker Art Center y Whitney Museum of American Art, entre otros. Resulta importante mencionar que para poder complementar la exposición, el público tendrá a su disposición un programa de actividades que incluyen un seminario, cursos y una serie de entrevistas que se difundirán en las redes socia – les y en la página de internet del museo.