Aniversarios de película, por Melissa Palazuelos

Melissa es una escritora y guionista mexicana que colabora en el Writers Room, además de que es aficionada al cine, la televisión y lo último en distracciones.

 

Dicen por ahí que los años no pasan en vano y recordando algunos acontecimientos emocionantes que sucedieron en este mismo mes, pero hace ya varias décadas, compruebo que dicha frase es verdad.

Y es que en un día como hoy, pero hace 75 años, fue la premiere de “Bambi”. ¡Sí! ¡La del venadito! La de la escena más traumante que hasta entonces había producido Walt Disney, en la cual un malvado cazador asesina a la hermosa madre del inocente animal. Cómo sufrimos (cuando la rentamos)… Es que me acuerdo y vuelvo a llorar, pues no sé si se deba a la fragilidad de sus patitas mientras corre por la nieve, lo sacado de onda cuando su mamá le dice que corra sin mirar atrás o el hecho de que Bambi trota por varios kilómetros ¡de más!, ignorando que su progenitora murió hace tres ecosistemas. Pobre personaje, tan inocente, tan distinto a los personajes que vemos en las películas de hoy. Aunque la verdad, yo nunca apoyé que su nombre fuera tan femenino, a la fecha me cuesta trabajo recordar que era chavo, pero bueno, igual no merecía voltear atrás y enterarse por parte de un completo desconocido, que su mamá había muerto y que, como consecuencia, ahora él era su papá. ¿Por?

Porque ésa era la época de la inocencia, cuando el público no nos cuestionaba todo, los niños obedecían a los adultos y no existía tanto “robachico”; de hecho, no dudo que en la versión de hoy, Bambi cero le haría caso a su mamá, inclusive creo que la metería en más líos con el cazador y, como consecuencia, ambos estarían colgados en la casa de algún “unfollower” de PETA.

Pero mi visión de Bambi moderno está de más, el punto que intento dejar claro es que este año estamos celebrando su aniversario de lanzamiento, el cual coincide con que hace 20 años, también en un mes como éste, salió al aire el primer episodio de South Park, la caricatura que muchos papás criticaron por grosera, irreverente y vulgar. No que sea fan (la neta) pero fue gracias a programas como éstos que se le abrieron las puertas a -la creación de contenidos diferentes-, enfocados en targets de todo tipo y no sólo niños bobos, la familia generalizada (cual bumper sticker de mamá-van) y el ama de casa.

Si se quieren impactar más con mis cuentas, este año y mes también coincide con los 20 años que cumple Netflix (o como sea que le digan: Neflis, Nieflic, etc.) operando como un servicio de renta de películas online. Esta increíble plataforma, que nos ha brindado horas de entretenimiento sin límite y sin comerciales (ojo: esto no es un anuncio pagado, pero como si lo fuera) merece celebrarse, pues ha motivado a que sus competidores le echen más ganas a la creación de contenidos originales. Hoy Hulu, por ejemplo, merece mis aplausos por entrarle a la competencia con el pie derecho, pues aunque no he visto todo lo que traen, por lo pronto, me consta que The Handmaid’s Tale es una maravilla.

Pero regresando a los aniversarios y por si aún no los he hecho sentir rucos, sólo dejo por aquí que Star Wars celebra su 40 aniversario en este año y aunque la Princesa Leia no estará en la celebración, los personajes del Imperio y muchos otros rebeldes celebrarán una de las sagas más rentables a nivel internacional. Si no habías nacido para su lanzamiento, quizás recordarás que hace 30 años tuvimos el “Time of our lives” con el estreno de “Dirty Dancing” y para aquéllos que tampoco se identificaron con esa mención, tampoco se crean mucho pues les comento que en este 2017 también celebramos 20 años del aniversario de “Titanic”, obvio la peli. Lo mismo de “I know what you did last summer” y “My Best Friend’s Wedding”. Conclusión: Las taquillas y el videocentro estaban con todo.

Uniéndose a estos lanzamientos, fue en un día como hoy pero de 1997 que la escritora J.K. Rowling publicó Harry Potter, una de las sagas más apreciadas y definitivamente la más rentable de todos los tiempos: superando a Star Wars y el agente 007. Para el año 2007, la industria de Harry Potter significaba 15 mil millones en ingresos totales y cerca de 400 millones en libros vendidos. No sé ustedes, pero yo considero que el mes de agosto siempre trae torta bajo el brazo, ya que el precio de esta misma franquicia, a la fecha suma más de 25 billones de dólares.

Siendo un mes para celebrar y aunque los noticieros nos depriman con las imágenes que vimos hoy hace 20 años, cuando apenas murió la princesa Diana en aquel terrible accidente en París, agosto es un mes donde conmemoramos a una minúscula parte de lo que el entretenimiento, la pantalla grande y la chica nos han sabido ofrecer.