Este cuerpo no es mío, por Karla Torrado

Karla es comunicóloga de profesión y corazón, fundadora de Crantz & Stern publicidad y co-fundadora de SoulSpin. www.soulspin.com.mx y www.crantzandstern.com

 

¡Ya nació mi bebé! Y lo quiero gritar a los cuatro vientos porque es la mejor noticia del mundo. Es increíble lo que nuestro cuerpo es capaz de hacer. Todo lo que sucede desde la fecundación hasta el nacimiento es un pequeño milagrito que tu cuerpo conoce, vive y sabe cómo manejar. En el curso psicoprofiláctico me dijeron una frase que se me quedó y más que nada por lo cierto y maravilloso que es “El único dolor natural para el cuerpo es aquél que se vive en el embarazo y parto”, todos los demás dolores fuera de esta etapa representan algún padecimiento NO NATURAL, mientras todo lo que te provoca el embarazo y el nacimiento de tu bebé si lo es. ¡¡Increíbleeee!! Así como la fuerza que te da este mismo cuerpo para recuperarte, aun y cuando debes desvelarte en las noches y dedicar todas tus horas a este nuevo ser que llegó a tu vida. ¿Qué pasa después del embarazo? En el embarazo podemos hacer ejercicio, comer saludable y seguir un estilo de vida muy apto para no aumentar mucho de peso y la recuperación sea mucho más veloz una vez que nazca tu bebé. Sin embargo, es mucho más sencillo decirlo que hacerlo. En lo personal lo saludable no se antoja de la misma manera en el embarazo. En mi caso, las únicas selecciones saludables en mi dieta era yogurt griego y fruta (y porque se me antojaban muchísimo), lo demás no me llamaba tanto la atención. Lo que sí agradezco muchísimo son los 7 meses de embarazo que di clases en SoulSpin de 3 a 4 veces a la semana, ya que me ayudaron a mantener un peso saludable y evitaron el aumento de grasa corporal en mi cuerpo. Los últimos 3 meses de embarazo tuve que tranquilizarme y relajarme un poco y frené mi actividad física, pero los primeros meses fueron suficiente para ayudar a mi cuerpo a conservarse. En total en todo mi embarazo aumenté 12 kilos, de los cuales a semana y media de haber parido ya sólo me quedan 3. El bebé, la placenta, el líquido y muchas cosas más nos ayudan a eliminar alrededor de 6 a 8 kilos de nuestro peso a la semana de haber tenido a nuestro bebé. Entonces claramente el peso no es una cosa que nos debiera preocupar (a menos que nos embarazáramos con muchos kilos extras encima y ése sea nuestro propósito o hubiéramos engordado mucho en el embarazo). ¿Qué nos debe preocupar de nuestro cuerpo post-parto? La flacidez… en el momento que desperté en recuperación después de mi cesárea y ya no vi mi panza sentí rarísimo, de hecho hasta la extrañé; pero sentí mucho más raro cuando me vi de nuevo mi panza por primera vez después del nacimiento de mi bebé. Lo primero que pensé fue: este cuerpo no es mío. Es la sensación más extraña del mundo. Te tocas tu panza y se siente externa, es como un globo lleno de agua, sientes que no es tuya, pero sí es, y no sabes cuándo se volverá a sentir igual. En los próximos meses me acompañarán en este viaje que me ayudará a recuperar mi cuerpo pre-embarazo. Aún no puedo hacer nada de actividad física, pero en una semana ya podré comenzar a caminar, trabajar brazo, sin embargo nada de abdomen (que es el principal culpable de sentir un cuerpo ajeno cada vez que me baño). Les adelantaré qué es lo que comenzaré haciendo la próxima semana y la próxima columna les comparto cómo me fue. Para aquéllas que estén viviendo la misma situación que yo, las reto a probar lo siguiente y me encantará me compartan sus resultados. Caminar: Comenzaré a caminar por los menos 30 minutos diarios 3 veces a la semana como mínimo. Es una actividad que puedes realizar con tu bebé. Tomas la carriola, lo abrigas bien, y listo… a caminar. Brazo: Comenzaré ejercitando mi brazo con rutinas que no requieran el esfuerzo del abdomen. Comiencen con pesas de bajo peso y muchas repeticiones. Hidratación: Tomaré por lo menos 2 litros de agua al día. Evitar jugos y bebidas altas en azúcar y procurar tomar agua natural. El cuerpo además de que se sigue deshinchando (por eso se siente como globo de agua tu panza), la lactancia requiere de mucho líquido para ser exitosa. Les iré contando cómo me fue con estas actividades y seguiré dando tips adicionales para que en el momento que vivan esta experiencia tengan las herramientas necesarias para poder regresar a ese cuerpo que abandonaron durante 9 meses. Este cuerpo será mío de nuevo, ya lo verán… Nos leemos en la próxima edición.