¿Necesitamos 5G?, por Javier Matuk

Javier es especialista en tecnología con muchos años de experiencia. Dirige el portal Unocero.com y es director editorial de Must. Colabora en diferentes espacios de radio y televisión.

 

Es posible que hayas leído o estés al tanto de lo que están desarrollando varias empresas en torno al concepto “5G”. Se trata de una nueva velocidad de conexión a internet para dispositivos móviles. Lo de “G” tiene que ver con “generación”, ya que la corta historia de esta industria ha dado, precisamente, la primera, segunda, tercera y cuarta generación. Esta última es la que tenemos hoy en día en muchos celulares, 4G.

¿Cuál es la diferencia palpable? La velocidad de transmisión de datos desde y hacia internet. Cuando revisas tu “muro” de Facebook o haces un “stream” en cualquier red social, el teléfono está enviando y recibiendo una gran cantidad de información, en donde hay que añadirle el asunto de la “latencia” que quiere decir cuánto tarda la señal en salir de tu equipo y llegar a la torre celular. Este asunto que parece insignificante, en el futuro se volverá fundamental.

Así, con las redes 4G actuales podemos gozar de un buen servicio y en general, si estamos en zona de cobertura, no hay mucho tiempo que esperar para, por ejemplo, ver una película por stream o enviar esos pesados archivos adjuntos a un correo.

Pero, ¿qué pasa con el concepto de Internet de las Cosas? Hemos platicado muchas veces en otras ediciones sobre este movimiento que pretende conectar “todo” a la red. Hablar de todo quiere decir cada semáforo, cámara, luminaria, sensor específico, vehículo y un gran y amplio etcétera en cualquier zona urbana. Si de inmediato pensamos en grandes urbes como la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, se antoja imposible. Y vaya que lo es.

La infraestructura y los conceptos de “Internet de las Cosas” nacen en ciudades y países más desarrollados, donde existe un cierto orden y planeación. No hay saturaciones ni cuellos de botella y, en general, son mucho más reducidas en habitantes y extensión física. Es ahí donde conceptos como conectar hasta los botes de basura públicos a la red se vuelven realidad.

Actualmente se calcula que hay unos 10,000 millones de objetos conectados a la red, donde la mayoría son celulares. Para el 2025, se espera que esta cifra llegue a los 100,000 millones. Sí, cien mil millones en todo el mundo. ¿Cómo se van a poder conectar? Usando una red de nueva generación y es ahí donde entra el concepto de 5G.

La idea no es que en nuestro celular tengamos velocidades mucho mayores, aunque es una de las ventajas, sino que todo lo que se nos ocurra pueda estar en línea, con buena velocidad y un óptimo “tiempo de respuesta” que es más o menos lo que menciono con el asunto de la “latencia”.

Pongamos un ejemplo: los semáforos de grandes avenidas, conectados a internet. Deben detectar casi en tiempo real el flujo de los autos y hacer los cálculos para optimizar la circulación. Si estos semáforos están conectados a una red lenta, que “tarda” en contestar, entonces tendremos problemas porque el sistema no será eficiente. En cambio, si la conexión es óptima, su funcionamiento también lo será.

Este simple ejemplo hace que pensemos en decenas de situaciones donde una conexión extrarápida a la red sea indispensable. Vehículos autónomos, miles de cálculos por segundo y toma de decisiones en tiempo real, casi casi queriendo imitar al cerebro humano (que eso no va a suceder en el corto plazo). ¿Qué hacer si se envían peticiones y “la red” no contesta porque está saturada? Consecuencias desastrosas y tal vez pondría hasta en peligro vidas humanas.

Así es que, sí necesitamos 5G. ¿Cuándo? Ésa sería tal vez la duda más grande. Al parecer, pronto. Pero bueno, por aquí estaremos dándonos cuenta del vertiginoso desarrollo que viene en los próximos años.

 

¡Feliz aniversario!

Esta edición marca nuestro cuarto aniversario. Todos los meses el equipo editorial de MUST busca no todo, sino simplemente lo mejor y lo reflejamos en cada una de las páginas de la revista. Muchas gracias por tu preferencia y por aquí seguiremos buscando lo más destacado de la tecnología y el estilo de vida.